Inicio / Fundación Milenio en la prensa / La emergente industria digital nacional

La emergente industria digital nacional

23 de octubre de 2016 –
Fuente: Página Siete –

“Hay un cambio muy interesante en el país. Este nuevo sector económico está mostrando que es perfectamente posible encontrar oportunidades para diversificar la economía, para generar un nuevo tipo de empleo y para contagiar a la sociedad con el tema de la digitalización y de la tecnología”.

Así describió el investigador Henry Oporto a un sector emergente de la economía nacional. ¿A qué sector se refería? Al conformado por la naciente industria digital boliviana, cuya característica principal radica en que está basada en las nuevas tecnologías de información y comunicación.

En un coloquio con protagonistas del rubro, organizado por la Fundación Milenio, los investigadores Oporto y José Gabriel Espinoza presentaron su investigación La industria digital naciente en Bolivia: emprendimientos y modelos de negocios en el campo de la tecnología de la información. En ella dan una relación de los principales negocios digitales que han surgido en el país.

Estos emprendimientos han aparecido, sobre todo, en la década reciente. Se desempeñan en áreas como el desarrollo de software, los servicios digitales, los portales web, el marketing digital, el comercio electrónico, las billeteras móviles y los videojuegos.

Negocios emblemáticos

De ellos, el más emblemático es Jala Soft de Cochabamba, que con 16 años de experiencia, ya es una corporación. Hay dos aspectos para destacar de esta organización: la creación de una fundación para el entrenamiento de recursos humanos y su incursión en la fabricación de componentes electrónicos, además del ensamblado de computadoras.

Otra empresa emblemática del país es Code Road, que está ligada a la firma internacional Mojix. Se desempeña en el campo de las soluciones informáticas e internet de las cosas. En el campo de los servicios digitales está Actualisap, asociada a la firma internacional, especializada en gestión empresarial, SAP. Actualisap ha desarrollado la plataforma GET-SAP, que sirve para automatizar procesos administrativos.

En el campo de los portales web y servicios de comunicación está Cyberglobalnet. Sus actividades son diseño de páginas web, almacenamiento de datos, automatización de procedimientos y servicios, además de comunicación digital.

En el rubro del marketing online, está Quantum Mobile, que en el país representa a la marca Logan, con presencia en diferentes países de la región. Los servicios de billetera móvil son ofrecidos por las telefónicas Tigo y Viva. Esta última lo hace asociada al Banco Nacional de Bolivia y al BCP.

Además de los emprendimientos mencionados, hay proyectos para la producción de videojuegos o el desarrollo de plataformas de venta, como Mercado Libre.

Ecosistema digital

El sector de la industria digital funciona por la interacción de tres componentes, los cuales conforman el denominado ecosistema digital. Éstos son: los proveedores, que aportan los servicios, contenidos y aplicaciones; los usuarios, que pueden ser individuos, empresas o el Gobierno; y la infraestructura que posibilita la digitalización.

La digitalización es el grado de penetración de internet en una sociedad. Para evaluarla, incluso, se toman en cuenta las transformaciones sociales, económicas y/o culturales que provoca la irrupción de internet.

El grado de digitalización de un país se mide a partir de los precios de los servicios, la confiabilidad de la infraestructura, la accesibilidad a las redes, la capacidad de las redes de telecomunicación, la utilización de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) además del factor humano.

Los países, de acuerdo con su digitalización, están agrupados en cuatro grupos: los avanzados, los que están en transición, los emergentes y los limitados. En la región, Bolivia está en la categoría de países emergentes, con un puntaje comprendido entre 20 y 35. Países como Chile o Uruguay, con un puntaje superior a 50, están en el grupo de los más avanzados.

Impacto de la industria digital

Hay un claro impacto de la industria digital en la sociedad boliviana. El sector, para ofrecer sus productos y servicios, primeramente debe satisfacer su demanda de factores de producción, como capital, recursos humanos y tecnología. El impacto también se debe a que los negocios digitales involucran a otros sectores económicos, como los de la banca o de la manufactura.

El impacto se aprecia en cuestiones concretas. Por ejemplo, la industria digital motiva la innovación en otros negocios y, al mismo tiempo, despierta el interés por la tecnología en sectores económicos no tradicionales, como el juvenil.

Otro factor positivo es la creación de empleo calificado. Quienes se desenvuelven en este sector son ingenieros o técnicos en sistemas o electrónica; incluso hay especialistas en marketing. De acuerdo con cifras de organismos internacionales como la CEPAL, el número de empleos que genera el negocio digital en Bolivia es de 1.000. Sin embargo, es necesario realizar nuevos estudios, ya que las evaluaciones se hicieron con métodos anticuados, indicaron los investigadores.

En el rubro digital también se percibe una internacionalización. Incluso, muchos de los negocios analizados por los autores han incursionado en mercados extranjeros de la mano de corporaciones como Microsoft o Apple. En realidad, la vinculación e integración con redes y mercados internacionales es parte de la naturaleza de los negocios digitales.

Oporto, quien tiene una formación en sociología, advirtió un fenómeno de convergencia social e intergeneracional. Esto, por ejemplo, se aprecia en la integración de talentos con experiencia en gestión de negocios y talentos en innovación tecnológica.

Hay casos en los que ejecutivos con experiencia en sectores empresariales tradicionales trabajan junto a jóvenes innovadores, que en casos determinados provienen de estratos populares. A partir de ello, se puede sostener que los negocios digitales también son un espacio de integración social.

Dificultades

Una característica de estos negocios es que se basan, sobre todo, en una idea. Esto puede ser favorable, ya que permite el nacimiento de negocios con poco capital. Sin embargo, tener sólo una idea y una computadora, dificulta la obtención de financiamiento bancario. Ello es así, no sólo en el país sino también en el exterior.

En muchos casos, los emprendedores sólo tienen una computadora, un algoritmo, un código o un software, los cuales aún no pueden monetizarse, lo cual plantea la necesidad de crear alternativas de financiamiento, pero también la formulación de legislaciones nuevas.

Los participantes en el coloquio coincidieron en que la irrupción de grandes corporaciones internacionales en el país es inevitable. Frente a esa competencia ¿qué diferenciará a los negocios digitales bolivianos? cuestionaron.

La diferencia radica en el talento de los individuos. Y para apoyarlos, es necesario mejorar la educación, quizás desde la primaria. También se debe considerar la aplicación de conocimiento, el uso de tecnología y la innovación. Asimismo, algo que no deben olvidar los protagonistas del negocio digital es la colaboración, pues en determinadas situaciones se debe acudir a soluciones que ya existen y no tratar de inventar la pólvora por sí solos.
imagen

Las empresas usan internet como usuarios

¿Para qué se usa internet en las empresas? “Las empresas lo utilizan principalmente como usuarios”, respondió Juan Gabriel Espinoza, uno de los autores de la investigación.

Sobre todo la usan para enviar y recibir correos electrónicos, para hacer pedidos (mediante correos) y para operaciones bancarias. Al contrario, son muy pocas las entidades que usan la web para la venta de productos y servicios o publicidad.

Sin embargo, las aplicaciones novedosas en la red están restringidas por factores que no tienen relación con la infraestructura digital. Por ejemplo, para vender una camisa por internet se necesita un servicio postal adecuado. Si éste no existe, los costos de envío pueden encarecer el precio final del producto, de tal forma que tal vez sea más conveniente comprar la prenda en un local.

Lo que sucede con las empresas también se repite en la sociedad en general, es decir los individuos usan internet como usuarios y no como generadores. Ello se debe en parte a que las conexiones en el país se hacen mediante dispositivos móviles. Para los emprendedores esto implica muchas limitaciones, pues no se puede desarrollar un negocio a escala desde un celular.

la-emergente-industria-digital-nacional-2 la-emergente-industria-digital-nacional