Inicio / Informe Nacional de Coyuntura / Coy 297 – Contracción mundial de la economía e impactos en el sector agropecuario nacional

Coy 297 – Contracción mundial de la economía e impactos en el sector agropecuario nacional

El entorno macroeconómico global

El Fondo Monetario Internacional, en su análisis al mes de abril del 2015, señala algunas de las grandes características del comportamiento de las principales economías del mundo y de Sud América.

“Se proyecta que la economía estadounidense mantenga un crecimiento vigoroso, y que el abaratamiento del petróleo y la depreciación de sus monedas respalde la recuperación en la zona del euro y Japón. En cambio, se prevé que el crecimiento se modere en los países exportadores de petróleo y varias economías de mercados emergentes grandes, como China. Los riesgos en torno a estas perspectivas mundiales se han vuelto más equilibrados, pero subsisten algunos riesgos a la baja clave —entre ellos, una intensificación de las tensiones geopolíticas, posibles cambios bruscos en los mercados financieros y riesgos de estancamiento y baja inflación en las economías avanzadas.”

“En conjunto, se proyecta que el crecimiento disminuirá por quinto año consecutivo en 2015, ubicándose ligeramente por debajo del 1 por ciento para luego comenzar a recuperarse moderadamente en 2016. El debilitamiento económico se concentra en los países exportadores de materias primas de América del Sur, donde el descenso de los precios internacionales de las materias primas ha exacerbado los desafíos específicos que enfrentan algunos países”.

Bolivia cuya dependencia en la exportación de gas se ha acentuado, siguiéndole en orden de importancia sus exportaciones de minerales y un grupo de productos agroindustriales, presenta enorme vulnerabilidad en su economía, tal como se aprecia por la contracción del valor de sus exportaciones y el incremento del valor de sus importaciones, iniciándose el 2015 un balance negativo en nuestro comercio internacional.

Evolución del comercio global

El cuadro 1 que sintetiza el comportamiento de nuestras exportaciones e importaciones globales, para el último trienio, claramente revela que:

– En volumen las exportaciones se han mantenido estables con muy ligera variación.
– En contraste en valor las no tradicionales han caído un 23,4 por ciento con relación al año base 2013.
– El valor de las exportaciones tradicionales subió un 12,0 por ciento el 2014, con relación al 2013, mientras que tuvieron un descenso del 26,4 por ciento el 2015 con relación al 2013, claramente como un resultado de la caída de precios.
– El valor de las exportaciones tradicionales representó alrededor del 80 por ciento sobre el total durante el trienio, lo que muestra el peso de estas sobre el total, debido a la baja diversificación característica de nuestra economía a lo largo de nuestra historia económica.

Bolivia_exportaciones_según_grupo_de_productos_2013_-_2015

Exportaciones e importaciones de alimentos

Los cuadros 2 y 3 ofrecen un resumen de las exportaciones e importaciones de alimentos para el período 2013-2014 y 2015.

Bolivia_exportaciones_de_alimentos_según_productos_2013_-_2015

El cuadro 2 revela que un grupo reducido de partidas, apenas 10, representan en volumen alrededor del 90 por ciento sobre el total de exportaciones de productos alimenticios. En valor representan entre el 80 a 84 por ciento. En este trienio claramente se observa una drástica caída de algo más de US$ 1.600 millones el 2013 a US$ 1.529,4 millones el 2014 y la cifra preliminar para el 2015 es apenas de US$ 752,1 millones.

El valor total exportado de productos alimenticios también muestra una fuerte caída desde aproximadamente US$ 2.000 millones a US$ 1.830,2 millones el 2014 y apenas US$ 932,9 millones el 2015.

Las importaciones de alimentos claramente se concentran en trigo, harina de trigo y otros cereales, entre ellos arroz.

Bolivia_importaciones_de_alimentos_según_productos_2013_-_2015

Sobre el total importado 5 partidas representan entre el 50 y 60 por ciento del total importado en volumen, en términos de valor el porcentaje oscila entre 29 y 36 por ciento. El 2015 muestra un porcentaje muy bajo, apenas 20 por ciento, lo cual puede explicarse por las importaciones no controladas en frontera, atribuibles a las devaluaciones efectuadas por los países vecinos, con los cuales competimos en soya, cereales y azúcar, los cuales han estado inundando el mercado boliviano, tal como ha sido reclamado con vehemencia por los productores nacionales.

Reclamos recientes del sector productivo agropecuario señalan que además de la pérdida de ingresos la contracción del mercado interno significa la amenaza de pérdida de empleos directos e indirectos del sector. Los directos aquellos vinculados directamente a la producción y los indirectos los vinculados al transporte, mercadeo, provisión de insumos.

El tema devaluación se ve con más detalle en la siguiente sección ya que claramente se está afectando el aparato productivo nacional, por la tozudez de la política monetaria, en razón al temor de que se desate una inflación.

Modificaciones en las tasas de cambio e impacto en el comercio de productos agropecuarios

El cuadro 4 muestra las tasas de cambio de las monedas de Argentina, Brasil, Chile y China, comparadas con la nuestra para cuatro periodos quinquenales.

Tasas_de_cambio_con_relación_al_dólar_1996_-_2015

Claramente en el caso de Argentina entre los dos periodos observados la tasa de cambio oficial prácticamente se duplica, aunque la tasa de cambio paralelo, que es aprovechada por los turistas y los comerciantes que logran cambiar los dólares que llevan a este país han superado los pesos argentinos 16 por un dólar lo cual ha estado inundando de ciertos productos agrícolas a nuestro país, particularmente arroz y harina de trigo.

En el caso del Brasil, la subida entre el periodo base y el último periodo 2011-2015 ha sido de más del 40 por ciento, ocasionando que igualmente, los pueblos fronterizos se vean inundados con productos agrícolas de ese país en detrimento de la producción nacional.

En el caso de Chile a lo largo del periodo este país ha hecho devaluaciones sostenidas, haciendo una del 17,9 por ciento entre el periodo base y el ultimo periodo quinquenal. Estas minidevaluaciones igualmente han representado una progresiva desventaja para nuestro país, para productos como frutas y hortalizas.

Se ha añadido en este cuadro la política de cambio del gigante chino, cuya última movida entre los años 2014 – 2015, significó un remezón en los mercados financieros, creando problemas a los países de menor desarrollo relativo como el nuestro.

Conclusiones y sugerencias de política

Por los datos que se han presentado se evidencia que el sector productivo agropecuario, igual que otros sectores como el petróleo y el minero, han experimentado en los últimos tres años caídas de ingreso, debido a la reducción de la demanda y a la consiguiente caída de precios. Esta caída repercute en el aparato productivo nacional, el cual se ve afectado por menores ingresos de los productores y la acumulación de productos que no pueden ser vendidos.

Los productos afectados, según señalan los directivos del sector agropecuario corresponden a soya, trigo, maíz y otros cereales. En la parte andina el producto con mayor impacto ha sido la quinua.

A lo anterior se ha sumado la devaluación monetaria de los países vecinos, lo cual coloca en desventaja a la producción nacional, por los menores precios de los productos que ingresan al país, los cuales obligan a los productores a retener sus productos y han manifestado sus reclamos al gobierno, sugiriendo incluso la compra de sus productos por parte del Gobierno nacional.

Una de las medidas urgentes es, sin lugar a dudas, la necesidad de restablecer el mecanismo del Bolsín que permita restablecer la competitividad de nuestra moneda, frente a las devaluaciones externas.

La otra medida adoptar las medidas aduaneras más severas posibles que eviten el ingreso de productos agropecuarios de manera incontrolada.

Descargar “Coy 297 - Contracción mundial de la economía e impactos en el sector agropecuario nacional” Coy-297-Contracción-mundial-de-la-economía-e-impactos-en-el-sector-agropecuario-nacional.pdf – Descargado 636 veces – 323 KB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *