Inicio / Coloquios económicos / Coloquio económico Nº 24, El desempeño económico en el vecindario

Coloquio económico Nº 24, El desempeño económico en el vecindario

Coloquio económico 24 El desempeño económico en el vecindarioBOLIVIA Y LA REGIÓN LATINOAMERICANA: COMPORTAMIENTO ECONÓMICO REGIONAL DURANTE LA BONANZA ECONÓMICA (2006-2011)

Luis Carlos Jemio

Es el modelo después de haber atravesado una severa crisis económica a finales de los años 90 y principios de los 2000, Latino América ha vivido a partir de la segunda mitad de los 2000, una bonanza externa sin precedentes en la historia económica de la región. El rápido crecimiento económico observado en los países emergentes, como es el caso de China e India, ha generado un aumento significativo en la demanda por materias primas, trayendo como consecuencia un incremento en los precios de exportación de la región. La región también se ha vuelto atractiva a los flujos de la Inversión Extranjera Directa (IED), debido a la recesión observada en otras partes del globo y al hecho que Latino América es una región abundante en recursos naturales. La situación macroeconómica favorable que presentaban la mayor parte de los países de la región, caracterizada por la estabilidad macroeconómica, así como por las reformas estructurales introducidas durante la década de los 90, crearon el ambiente propicio para la llegada de capitales externos a la región.

La bonanza externa ha tenido efectos muy favorables sobre el desempeño económico de América Latina. Por primera vez muchos países se han visto con recursos sufi cientes para llevar adelante políticas de lucha contra la pobreza efectivas. La bonanza también ha incidido en un mayor crecimiento económico, caída del desempleo y reducción de la pobreza.

Sin embargo, la abundancia de recursos externos también ha generado algunos problemas en el manejo de la política macroeconómica. La apreciación cambiaria asociada a la abundancia de recursos externos ha generado las condiciones para la ocurrencia del fenómeno de “enfermedad holandesa”, con un mayor crecimiento del PIB y el empleo de los sectores transables.

El presente documento analiza el desempeño económico de la región durante el periodo de la bonanza externa. La sección dos se concentra en analizar los shocks externos favorables experimentados por los países latinoamericanos y como éstos han afectado a los diferentes países. El análisis se concentra tanto en los ingresos por exportaciones como por concepto de IED.

La sección dos analiza los efectos de la bonanza externa, en términos de los impactos sobre los balances externo y fi scal, el crecimiento económico, el empleo y los salarios reales, el gasto social y la incidencia de la pobreza.

La sección tres analiza los problemas creados por la bonanza externa en el manejo macroeconómico. Se analiza los efectos de la bonanza sobre la infl ación y el tipo de cambio real. En esta sección también se analiza si estos impactos han generado el fenómeno de la “enfermedad holandesa” en los países.

La sección cuatro estudia si a partir de la bonanza externa, que ha permitido a los países crecer a mayores tasas y reducir la pobreza, se está dando también un proceso de convergencia en el ingreso per cápita de los diferentes países de América latina. Se utilizan diferentes test econométricos para verifi car este punto.

Finalmente, la sección cinco presenta las principales conclusiones de este estudio.

CHILE, COLOMBIA Y PERÚ: LAS ECONOMÍAS EXITOSAS DEL PACÍFICO SUDAMERICANO

Fernando Candia Castillo

A partir de 2004, un conjunto de circunstancias favorables ha impulsado el crecimiento de las economías Latinoamericanas. Los precios de las materias primas comenzaron un ciclo en alza hasta niveles históricamente altos haciendo que las exportaciones crezcan a ritmos sin precedentes, y con ellas las reservas internacionales de todos los países exportadores de productos básicos. Este impulso al crecimiento ha elevado el ingreso y el consumo, pero además ha fortalecido las finanzas públicas ampliando los márgenes de acción del gasto público. La mayoría de las naciones de la región se encontraban con fundamentos macroeconómicos apropiados para aprovechar estas circunstancias. La crisis financiera que en 2008 golpeó a las economías más desarrolladas de occidente y las medidas que adoptaron para detenerla alimentaron un abundante fl ujo de capitales hacia las economías emergentes y en desarrollo, impulsando aún más su crecimiento. América Latina sintió los efectos de esta crisis por un corto tiempo. La demanda por los productos básicos en el Asia y, particularmente, en la China, mantuvo el impulso exportador latinoamericano al tiempo que los márgenes de acción de la política fi scal permitieron la aplicación de políticas contra-cíclicas muy efectivas.

La holgura con la que se han desenvuelto las economías de la región en el último tiempo ha hecho posible la aplicación de políticas económicas muy variadas que se ofrecen como un laboratorio para evaluar los méritos y defectos de sistemas económicos inspirados en ideas e ideologías muy dispares. Algunas naciones han abrazado al populismo y promueven políticas con las que el Estado asume el control de la economía (especialmente de las rentas de la explotación de los recursos naturales), y se hace cargo de actividades productivas y del control de los precios, mientras que otras economías han limitado la expansión estatal a la función de contrarrestar los efectos de la crisis internacional y, más bien, han continuado con la construcción de ambientes propicios al desenvolvimiento de los mercados, de la actividad privada y de las inversiones nacionales y extranjeras.

A juicio de muchos analistas las economías que mejor desempeño han mostrado en el último tiempo son las que se ubican en la Cuenca del Pacífi co. Esta zona geográfi ca ha venido cobrando una importancia creciente en lo político y en lo económico, y su infl uencia en el desempeño de las economías sudamericanas no es desdeñable.

Pero la bonanza que viven muchas de las naciones latinoamericanas no es solamente el resultado de una coyuntura externa favorable o de su ubicación geográfi ca. Algunas han tenido mejores posibilidades de aprovechar estas condiciones porque estaban asentadas sobre bases macroeconómicas e institucionales más sólidas, construidas a lo largo demuchos años. El desempeño económico de Colombia, Chile y Perú aporta ilustraciones interesantes sobre esto.

Este trabajo, dentro del espacio que puede ocupar en la publicación de la que forma parte, intenta arrojar algunas luces sobre los rasgos más sobresalientes de la experiencia de estas tres economías, y a partir de ellas extraer algunas lecciones de política económica que podrían servir para las otras naciones de la región. Es obvio que los éxitos de estas economías no han sido absolutos y que confrontan problemas, antiguos y nuevos, pendientes de resolver. Sin embargo, el análisis de ciertos aspectos de su buen desempeño económico y de las políticas que lo hicieron posible, sigue teniendo validez, especialmente, cuando estos resultados se contrastan con los menos prometedores en otros países sudamericanos.

LA ECONOMÍA DEL BRASIL

Carlos Schlink Ruiz

América Latina contrarrestó tres shocks externos adversos, a los que enfrentó con diversas políticas públicas, monetarias y fi scales. Los problemas económicos presentados fueron en volatilidad, crecimiento e inversión. A partir de la experiencia con las políticas aplicadas entre 2008 y 2009, la región tuvo un aprendizaje importante que le permite enfrentar con mayor efi ciencia el nuevo escenario adverso en el que se encuentra actualmente.

Los tres shocks negativos que se enfrentaron fueron: 1. El aumento de los precios de alimentos y combustibles en 2008; 2. La crisis fi nanciera mundial del 2008 y 2009; y 3. La incertidumbre internacional y la desaceleración del crecimiento económico mundial a partir del segundo semestre de 2011.

Entre las políticas aplicadas en los países de América Latina y el Caribe es la de una política fi scal contracíclica. Entre 2003 y 2008 la política fi scal se orientó a la generación de superávits primarios y reducción de deuda pública. Ese año se buscó también reorientar el gasto y los impuestos para evitar los efectos regresivos del aumento de precios. En 2009 se aumentó el gasto público para estabilizar la demanda interna y a partir de 2010 se iniciaron varias reformas tributarias para consolidar las fi nanzas públicas.

Los shocks negativos enfrentados entre 2008 y 2012 se combatieron con la aplicación de políticas monetarias restrictivas y apreciación cambiaria ante el aumento de precios de alimentos y combustibles en 2008, además del aumento de la liquidez junto con reducciones de tasas de interés y depreciaciones cambiarias durante la crisis fi nanciera mundial en 2009.

En este escenario, la CEPAL prevé que la economía de Brasil tendrá un crecimiento del 1,6 por ciento para 2012, y de 4 por ciento para el periodo 2013, es decir que estaría creciendo la mitad del promedio de América Latina y el Caribe en el 2012 y para el 2013 estaría igualando al promedio.

LAS ECONOMÍAS DEL RÍO DE LA PLATA: ARGENTINA, PARAGUAY Y URUGUAY

Mauricio Lea Plaza Peláez

Descargar “Coloquio económico 24 El desempeño económico en el vecindario” Coloquio-económico-24-El-desempeño-económico-en-el-vecindario.pdf – Descargado 2668 veces – 7 MB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *