Martes, 02 Septiembre 2014

El Día Sector productivo en estancamiento8 de julio de 2012 - 
Fuente: El Día  - 

En 2011 Bolivia registró un crecimiento del 6,9% de su PIB, siendo los sectores tradicionales como el hidrocarburífero y la minería los que sostienen este crecimiento, que generó en corto plazo dinamismo económico y el aumento del consumo. Sin embargo, un informe de la Fundación Milenio, advierte el estancamiento de los sectores productivos y manufactureros, por la poca inversión pública y privada, además, del poco incremento en los créditos a estos sectores prioritarios de la economía. En 2011, según el informe, la cartera aumentó a $us 1.282 millones. Dentro de este crecimiento sobresalen las colocaciones en el sector del comercio, que englobó $us 415 millones, pasando de $us 1.357 millones en 2010, a $us 1.772 millones en 2011. Los servicios inmobiliarios registraron crecimiento crediticio en el sistema financiero llegando a sumar $us 326 millones.

Producción e industria descuidada.

Sin embargo, sectores como el agrícola-pecuario y la industria manufacturera se encuentran con un bajo crecimiento. Si bien las variables e indicadores reflejan que ambos han presentado crecimientos en las colocaciones. Esto resulta poco y tienen tendencias a la baja, pese a la capacidad de generación de empleo y desarrollo que tienen estos sectores. Por ejemplo, la industria de manufacturera, generó una crecida de $us 229 millones, cuando el sector comercial, generó el doble.

Por otro lado, el sector agricultura y la ganadería solo tuvieron un crecimiento de $us 70,9 millones pasando de $us 221 millones a $us 292 millones.

Pero no solo el sistema financiero ha dejado de lado al sector productivo, sino también el Estado, en el marco de su plan de inversión, el sector agropecuaria alcanzó $us 133 millones. Asimismo, los rubros de la industria y el turismo, $us 18.5 millones.

La inversión publica en el sector productivo se ha centrado en la actividad de hidrocarburos y minería que ha obtenido. El primero tuvo una inversión de $us 307 millones y el segundo, $us 82 millones.

Sectores especulativos y política neoliberal.

Julio Alvarado, analista económico, señaló que estos números reflejan que el llamado "Proceso de Cambio" iniciado por el Gobierno del presidente Evo Morales, sigue viejas políticas económicas"neoliberales" de invertir más infraestructuras, pero no generan fuertes inversiones en sectores productivos.

"La gente del gobierno piensa que el Estado debe construir carreteras y se olvidan que lo que se necesita es generar más trabajo. Esa política debe cambiar la inversión pública debe ir al sector productivo, a la producción de alimento y energía", afirma.

El experto afirmó que dos puntos han sido los principales aspectos para la inversión privada en estos momentos es limitada; el alto nivel de conflictividad y la falta de seguridad jurídica. "Por esto se está apostando más por los sectores especulativos como la banca y el comercio que es donde se tienen mejores ganancias."

Según datos de la Fundación, la cartera de la Banca se incrementó en un 26% lo que en valores absolutos representa préstamos adicionales en el sistema de al menos $us 1.349 millones, siendo los sectores de comercio y servicios de inmobiliarios quienes empujan este crecimiento, con 56.9% de participación.

La construcción abarcó el 25% de las colocaciones, registrando un crecimiento de $us 139 millones.

Bajo esta tónica, el presidente de la Fundación Milenio, Roberto Laserna, señaló que el Plan de Inversión del Estado ha sido tibio e incapaz de generar un impacto directo en la economía, y menos aún generar empleos. Cuestionó la inversión infructuosa del Gobierno en el sector manufacturero e industrial.

El Gobierno invirtió desde el 2006, cuando creó 20 empresas estatales, de las cuales 10 corresponde al sector de transformación industrial o manufactureras que solo generaron 518 empleos."La inversión del Estado no está generando el impacto que se esperaba y en contrapartida la inversión privada se está yendo al sector de la construcción y servicios, que en corto plazo estos sectores genera dinamismo en la economía, pero que a largo plazo no resultan sostenibles", dice Laserna.

Burbuja de consumo.

El aumento de las importaciones, en especial de alimentos, es una muestra clara de que el sector productivo anda mal. En 2011, según Milenio, la importación de estos ítems representó el 37% de las compras que realizó el país al mundo. En cifras globales, las importaciones totalizaron $us 7.672 millones. Al mes de abril, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) las importaciones de 2012 sumaron $us 2.474 millones, más de 360 millones (17%) comparado con el mismo período del 2011.

"Existe una burbuja de consumo en el país porque las importaciones están sobrepasando los $us 10.000 millones de dólares, la economía está enferma porque depende de los altos precios de las materias primas y se está descuidando al sector productivo", afirma el analista económico Gonzalo Chávez.

Se retrocede en globalización.

Gary Rodríguez, gerente general del IBCE, señala que Bolivia ha tenido un claro retroceso en el tema de la inversión productiva, como la actividad agrícola y la agroindustria. Explicó que este sector se mueve de acuerdo a las determinaciones y acciones que da el Poder Ejecutivo. Como consecuencia, muchos empresarios migran de actividades y buscan algo menos riesgoso. Sin embargo, esto hace retroceder al país. "En tiempos de globalización es un retroceso porque hay otros que están creciendo a ritmos vertiginosos".

Bolivia sufre de 'la enfermedad holandesa'

La enfermedad holandesa es el nombre que se le asigna a las consecuencias dañinas provocadas por un aumento significativo en los ingresos de un país, ocasionado por los buenos precios de las materias primas. Su nombre se debe a que Holanda sufrió este revés en los años '60 al descubrirse una gran reserva de gas que fue mal aprovechada pese a los buenos precios del mercado. Una de las características de este mal, es que si los recursos por las ventas se destinan en su totalidad a la importación, no habrá efecto directo alguno en la masa monetaria del país ni en la demanda de bienes nacionales. Además, que se descuida a otros sectores. Según el analista Gonzalo Chávez, Bolivia, padece esta enfermedad, debido al incremento considerable de las importaciones y a la reducción de las exportaciones no tradicionales, por el crecimiento base del factor precio que tiene el país en los últimos años. Dice que esta racha se va acabar como en Holanda.

"El Gobierno no escucha. Debe cambiar su visión neoliberal, hacer inversión productiva y crear las condiciones para que el sector privado también invierta".

Otras noticias relacionada a Fundación Milenio

15/02/2014

Pacto fiscal

18/12/2012

Normas muertas

Informe Nacional de Coyuntura

DESCARGAR BOLETÍN (PDF)
Coy 248 - Los hidrocarburos en la UNASUR


Coy 248 - Los hidrocarburos en la UNASUR

Informe de Milenio sobre la Economía gestión 2013, No. 36

DESCARGAR PDF (9 MB)

Informe de Milenio sobre la Economía gestión 2013 No. 36

_______________________________

DESCARGAR

Microfinanzas, reformas y desarrollo rural, los aportes de José "Chingo" Badivia

microfinanzas rformas y desarrollo rural los aportes de Jose Chingo Baldivia

_______________________________

DESCARGAR (PDF  9Mb)

Libro: Estatismo y liberalismo, experiencias en desarrollo

 tapa estatismo y liberalismo

_______________________________

DESCARGAR

Coloquio económico No. 27: Pacto Fiscal

Coloquio económico Nº 27 Gasto Fiscal

_______________________________

De nuestros sitios asociados

Hoy
Ayer
Esta semana
Este Mes
Todos
1657
3690
9735
5347
2148669

Suscríbase para recibir nuestras publicaciones por correo electrónico
Nombre:
Email: